Como el agua

limpiaba el agua del rio
como la estrella de la maana
limpiaba el cario mio
el manantial de tu fuente clara
ay como el agua,ay como el agua,aycomo el agua
como el agua clara
que baja del monte
asi quiero verte
de dia y de noche
ay como el agua,ay como el agua,ay como el agua
yo te eche mi brazo al hombro
pequeo brillo de luna
iluminaban tus ojos
de ti deseo ‘toito’ el calor
pa ti mi cuerpo si lo quieres tu
fuego en la sangre
nos corre a los dos
ay como el agua,ay como el agua,ay como el agua
si tus ojillos fueran aceitunitas verdes toda la noche estaria muele,que muele
muele que muele
toda la noche estaria muele que muele
muele que muele
luz del alma me adivina
que a mi me alumbra mi corazon
mi cuerpo alegre camina, por que de ti lleva la ilusion
ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua
ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua

ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua
ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua
ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua
ay como el agua, ay como el agua, ay como el agua
lerelerelerelele

Ayer pasó un amable vendedor por mi casa… quería ofrecernos un aparato depurador de agua por una “módica” cantidad de dinero…

El primer vaso es el agua del grifo directamente… el color anaranjado se debe al cloro… lo marrón prefiero no pensarlo.

El segundo vaso es el agua del grifo pasado por el… ¡¡depurador de agua!! – eso sí, después de un par de horas, en el momento en el que nos lo enseñó era agua casi cristalina con unos restos de la sustancia “purificadora”… me preocupa cómo se puso despues de que pasase el tiempo.

El tercer vaso es el agua pasada por su “módico” aparato chachi-guay… por cierto, no sabe a nada (lo normal con el agua, claro) e incluso un poco mal…

Siempre he querido un Quimicefa… pero nunca lo tuve.

A %d blogueros les gusta esto: