Apocalipsis Z

Apocalipsis Z

Autor/es: Manuel Loureiro

Novela. 296 Páginas.

Precio: 15.95 €

Resumen: ¿Qué sucedería si un día al levantarse descubriese que la civilización se está cayendo en pedazos? Eso es lo que le sucede al protagonista de Apocalipsis Z, un joven abogado que lleva una vida tranquila y rutinaria en una pequeña ciudad española de provincias, hasta que un oscuro incidente médico en un remoto país del Caucaso tiene lugar.

Paulatinamente lo que tan solo era una pequeña noticia breve en los periódicos se transforma en una epidemia de proporciones devastadoras que amenaza con aniquilar a toda la humanidad. A medida que la enfermedad se acerca devorando país tras país, el caos comienza a cundir en España.

Avance: El protagonista, un abogado (cuyo nombre no se menciona a lo largo de todo el relato, ya que siempre escribe en primera persona), asiste perplejo al principio y preocupado después al goteo de noticias sobre la enfermedad a través de los medios de comunicación. A medida que pasan los días las noticias son más contradictorias y confusas y pronto la histeria comienza a apoderarse de la sociedad. Las iniciativas políticas se entrecruzan con las decisiones militares y pronto la censura cae sobre los medios de comunicación, dando paso a una interminable hilera de rumores. El abogado es testigo de cómo todo aquello que daba por sentado (suministro de luz, agua, comunicaciones, etc…) va desapareciendo poco a poco a medida que el país va cayendo bajo los efectos de la plaga.

Finalmente, cuando la enfermedad alcanza su pequeña ciudad ya es demasiado tarde para huir. Aterrado, descubre que los propios infectados, en un estado entre la vida y la muerte, son la principal amenaza para los supervivientes. Rodeado en su propio domicilio, y con la única compañía de su mascota, el abogado, sin ningún tipo de habilidades ni conocimientos especiales ha de urdir un plan para salvar su vida.

Solo, atemorizado y sin recursos en medio del derrumbe total de la sociedad, el protagonista pronto tendrá que emplear todo su ingenio para sobrevivir en medio del mundo de pesadilla que le rodea…

Apocalipsis Z (o, en su nombre original, Apocalipsis Zombie) nació como un pequeño proyecto personal de literatura de su autor, Manel Loureiro. Este abogado pontevedrés de 31 años comenzó a publicar lo que en principio iba a ser un relato corto en un blog bajo el seudónimo de Mundocadaver, por pequeñas entregas, a medida que la iba escribiendo. Al poco tiempo de haber colgado los primeros capítulos en la red, el boca a boca comenzó a funcionar. Pronto el puñado inicial de lectores se transformó primero en docenas, luego en cientos y mas tarde en miles de lectores diarios que acudían puntualmente al blog para conocer el desarrollo de las aventuras del abogado sin nombre en su particular odisea.
El relato, que comenzó a publicarse en Internet en enero de 2006 pronto alcanzó una amplia difusión a través de toda la esfera hispanohablante. A día de hoy más de 543.000 personas (mayoritariamente españolas) ya han leído en la red la versión preliminar de Apocalipsis Z y el número sigue creciendo día a día.

——————

Pues… son zombies. ¿Qué queréis? El otro día, no recuerdo con quién, estaba hablando de esta novela y lo primero que me dijo fue algo así como “ahh, esa que apareció primero por internet y era plagio de una inglesa”, a lo que yo respondí algo así como “lo primero sí, de lo segundo no tenía noticias”.
¿Es Apocalípsis Z plagio de una novela (o web) inglesa? Sinceramente… no tengo ni la más remota idea. Aunque buscando por internet veo algo de que la historia se parece a la de un blog llamado Alpha Dog (pero, como no he leído Alpha Dog, no puedo opinar, así que… a cada cual lo suyo).
Lo que sí sé es lo que me pareció a mí… y a mí me pareció bastante entretenida. Tiene fallos, claro, pero… nada es perfecto.
A ver, empezamos por ese temilla de no saber ni la apariencia ni el nombre del protagonista… ¿De verdad era necesario? Vale, supongo que estará escrito así para que el lector se identifique más con el protagonista y sufra más las situaciones de la novela… como si no se sufriese ya lo suficiente al leerla, manda narices… XD
Otro “fallo” es, y lo llamo fallo muy libremente, más bien es una circunstancia obligada por su publicación en novela y algo que debía funcionar muy bien en la web, son los “cliffhangers” temporales… en muchas ocasiones, en la novela, las últimas palabras de los capítulos/posts son “voy a salir de tal sitio para conseguir tal cosa” y, seguidamente – en la novela, claro -, aparece un capítulo/post fechado X tiempo después que comienza con un “Ha sido horrible y no he tenido fuerzas para escribir hasta el momento…” o algo por el estilo. Leyéndolo vía web, día tras día sin saber nada de lo que habrá pasado con el protagonista, la sensación debe ser buenísima… en libro se pierde un poco, pero… tampoco es malo.
Uno de los mayores aciertos del autor es mover al personaje por zonas que conoce (o parece conocer que yo de Vigo y sus alrededores ando muy justito) bastante bien, ¿cuántas novelas habré leído en las que el autor, por contar la historia en un paisaje determinado, mete la pata continuamente? Aquí se lo evita.
La sensación de agobio está muy lograda, sobre todo en esos primeros días encerrado solo en la casa con el gato… ¡con un gato! Hombre por dios…

En fin, aunque no lo parezca (y perdón por el caos, pero tengo poco tiempo y no tengo tiempo para ir repasándolo todo), es una lectura muy entretenida y que engancha, así que… comprADLO! o leEDLO! vía web que, en el caso de que no os moleste alguna escena gore de vez en cuando, seguro que os gusta…

Inquietante, ¿verdad?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: