Y si segundas partes nunca fueron buenas…

¿Por qué coñe se empeñan en realizar segundas partes una y otra vez?

Noticia en La Vanguardia

Dacre Stoker se ha basado en las notas dejadas por su bisabuelo, el escritor irlandés Bram Stoker, para escribir Drácula el no muerto, segunda parte de Drácula, que retoma la narración del original 25 años después de que los protagonistas acabaran con la vida del famoso vampiro.

“Me cobraré mi venganza. La extenderé durante siglos. El tiempo está de mi lado”, es la inquietante amenaza, realizada por Drácula antes de su muerte, que recoge D. Stoker para comenzar su novela, publicada simultáneamente en España y Estados Unidos en octubre.

Un cuarto de siglo después, Jonathan Harper es alcohólico y vive atormentado por la persistente juventud de su mujer, Mina; la existencia del doctor Van Helsing es tan extravagante que es sospechoso de andar tras los crímenes de Jack el Destripador y, como ellos, todos los que se encargaron de dar muerte a Drácula continúan atormentados por lo que vivieron.

El hijo de Jonathan y Mina, Quincey, que estudia Derecho en la Sorbona, descubre por casualidad la historia de Drácula a través de una representación dirigida por el propio Bram Stoker, que se convierte así en un personaje más de la novela de su biznieto.

Tras descubrir a sus padres y amigos tras los personajes de Stoker, Quincey tiene que enfrentarse además al inicio de una serie de asesinatos que tienen como víctimas a todos los que colaboraron en la muerte del vampiro. En la elaboración de Drácula, el no muerto (Roca Editorial), que cuenta con la aprobación de los herederos del escritor irlandés, ha participado también Ian Holt, historiador y guionista especializado en la figura del vampiro más famoso de todos los tiempos, que se ha esforzado por respetar “la visión gótica original de Bram”, sostiene.

“Era como si Bram estuviera en la sala con nosotros, guiándonos a través de numerosas pistas que dejó atrás como migas de pan para que nosotros las siguiéramos”, afirma Dacre, que ha añadido a las “pistas” dejadas por su bisabuelo guiños al cine y a la ciencia moderna.

De verdad… me parece sumamente increíble que quieran sacar provechos de cosas como esta. Bueno, en realidad me parece bastante creíble, sólo hay que ver a los herederos de Tolkien o de Frank Herbert… Lo cierto es que me extraña que hayan tardado tanto en querer sacar más jugo de esto…😄

Ya sé, ya sé, habrá que esperar a ver qué tal resulta pero… no me digáis que no os ha recorrido un escalofrío por la espalda.

Inquietante, ¿verdad?

A %d blogueros les gusta esto: