Vale, sí, pero… ¿se acuerda o no se acuerda?

Que sí, que ya sé que dicen que la máquina esa le ha borrado la memoria, pero… no lo tengo yo tan claro.

– ¿Feliz?
– Mucho.
– Casi te pierdo una vez. No quiero que pase otra vez. ¿Qué estamos haciendo?
– Estoy comiendo un donut recubierto y tú estas invadiendo mi espacio personal.
– Quiero decir nosotros. Lois y Clark, Clark y Lois, como una pareja.
– ¡Vaquero! Has pasado de 10 a 110 como en dos segundos. Vamos a ralentizarlo. Aún necesito devolver mis pies al suelo.
– Puedes contar conmigo para darte fuerza. Me siento más fuerte cuando tú estás aquí, de cualquier modo.
– Me he equivocado en esta cosa de las citas tantas veces.
– Entonces hagámoslo bien. Tomémonos nuestro tiempo
– ¿De verdad? En ese caso… Vamos a por un taza de café de verdad. Y luego tomaremos el almuerzo… el primero de muchos. Habrá helado y barcas, picnics en el parque, bailar bajo la lluvia. Y me llevarás a un rally de Monster-Trucks.

Están simpre tan cerca de cagarla y luego nos enseñan cosas así… Ainss, si es que me emociono y todo.

A %d blogueros les gusta esto: