Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay

Me ha costado lo mío pero lo he acabado…

Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay

Michael Chabon

Joe Kavalier, un joven artista judío entrenado en las artes del escapismo del maestro Houdini, acaba de conseguir su mayor proeza: ha huido de la Praga ocupada por los nazis. Su objetivo es triunfar en América, ganar dinero rápidamente, y así poder liberar a su familia de las garras del imperio nazi. Joe Kavalier se traslada hasta el barrio de Brooklyn, Nueva York, donde vive su primo Sammy Clay. Desde el primer momento, los dos chicos entablan amistad y se lanzan al mercado incipiente del cómic, creando un superhéroe judío que viajará hasta Europa para luchar contra Hitler.

¿Eugenio leyendo una obra ganadora de un Pulitzer? Pues sí, pero claro… todo tiene su explicación y si miramos la temática del libro, pues… ¿cómo no leerlo? Y es que viene a ser una falsografía de los creadores de Superman…
Venga, si es que es más que evidente, dos judíos que crean un personaje para una editorial que gana una pasta bestial gracias a ellos y que no reparte con ellos los beneficios… Como para no sumar dos y dos, bueno, en realidad a mí me suena a esos dos porque son los que más conozco pero supongo que muchos de los autores de esa época podrían verse reflejados en ella…
Lo de que uno de ellos fuese gay, sin ni siquiera él saberlo, creo que ya es cuestión del autor…

Pero bueno, la parte en la que ambos autores pelean con sus editores por los derechos de su obra son muy interesantes, al menos para mí, y también la creación del personaje de El Escapista. La parte personal de la historia, en la que se describe la vida de los autores, sus relaciones personales y cómo se desarrolla su vida es más que buena. Excelente incluso. La única parte que desentona un poco es la etapa en la que Joe se encuentra en el Polo y toda la parte del nazi… Para mi gusto es bastante floja o al menos no está tan inspirada como el resto de la novela.

Es una lectura más que buena, totalmente recomendable. Una grandísima lectura.

Y ojito al palo que le da el autor a Milton Canif por sus declaraciones en la investigación del Congreso… Lo deja mal, pero que muy mal.

Inquietante, ¿verdad?

Camino tortuoso de Warren Ellis y Rorschach

Camino tortuoso de Warren Ellis

Norma Editorial

Warren Ellis, el guionista responsable de éxitos como The Authority o Transmetropolitan, debuta en la novela con Camino tortuoso, un auténtico descenso a los infiernos en clave contemporánea que Norma Editorial publica este mes en su colección Brainstorming.

Mike McGill es un detective acabado. Sin un solo cliente, abandonado por su novia y sin un centavo en la cuenta, su única esperanza es recibir algún trabajo que le saque de ese pozo. Su suerte parece cambiar cuando el mismo gobierno de los EE UU se pone en contacto con él para recuperar un libro que oculta un terrible poder. Sin embargo, será solo el primer paso de un descenso a lo más profundo de la depravación humana…

Warren Ellis muestra su cara más gamberra y deslenguada con una novela de género negro al más puro estilo Dashiell Hammet, con ese toque personal de Ellis hacia lo más grotesco del hombre: homosexuales aficionados a inyectarse agua salina en sus genitales, una adolescente “omnisexual”, onanistas de películas de Godzilla o un millionario con una empresa de sexo por Internet serán solo algunos de los obstáculos que McGill encontrará a lo largo de su trayecto por media Norteamérica.

Precio: 15,00 euros

 

[…] ¿Esos episodios de El Ala Oeste de la Casa Blanca, donde el presidente tiene infartos cerebrales de esclerosis múltiple? ¿A qué cree que estaban aludiendo?
Me reí.
– Así que usted miraba ese programa.
Encontró unas gafas de sol negras en su chaqueta, y se las colocó torpemente.
– La CIA ha estado dirigiendo a Aaron Sorkin desde hace años. Él filtra todo esto cubriéndolo como ficción para sondear las aguas. Cada vez que se pone demasiado mono, le colocamos crack en los aeropuertos. O le hacemos escribir Studio 60.

Y… es Warren Ellis desatado mostrando su visión de los USA, al menos de la parte de los USA que a él parece gustarle más… obsesos sexuales que se ponen viendo películas de Godzilla, obsesos sexuales que se inflan las pelotas con aguas saladas, obsesos sexuales que… van cogiendo la idea de por dónde van los tiros, ¿verdad?
Un Warren Ellis totalmente desatado que, por un lado, nos muestra una trama conspirativa del gobierno de los USA por la que quieren lavarle el cerebro a los estadounidenses usando una constitución alternativa escrita hace doscientos años y que ha ido pasando de dueño a dueño generalmente por motivos sexuales de lo más bizarros… Por otro lado se centra en esos actos sexuales bizarros y se recrea en ellos contraponiendo a dos personajes de fondos totalmente distintos, un detective, Mike McGill, fracasado y lamentable a la vieja usanza y una estudiante universitaria, Trix, multiorgásmica que quiere hacer un estudio sobre la América “profunda”, hablando de prácticas sexuales, claro.
Mike es contratado por el jefe del gabinete para conseguir ese libro a cambio de una importante cantidad de dinero y su silencio. Mike, acompañado por Trix, comienza la búsqueda del libro en un viaje que le llevará de un extremo a otro de los USA siguiendo la pista del mismo a través de unos personajes, casi nunca positivos, que le llevan de unas prácticas sexuales demenciales a otras… Algunos obligarán a Mike a participar en sus prácticas (especialmente asquerosa – para mi gusto – es cuando le llenan a Mike las pelotas de agua) y en otras Trix participará gustosamente… Como no podía ser de otra forma, Mike acabará enamorándose de Trix aunque todo le dice que es un error… Curiosamente, el único personaje positivo de la obra es el millonario con la empresa de porno por internet, sí, eso no parece muy positivo, pero oye… lo que hace gracias a ella sí que lo es. No os voy a decir qué es lo que hace porque algo tengo que dejar que descubráis por vosotros…

Es una lectura entretenida, desagradable en muchas ocasiones – que es lo que intenta Ellis – y que… bueno, no es una mala primera novela pero esperaba un poco más de Warren Ellis. No me malinterpretéis, es Warren Ellis desatado con los temas que tanto le gustan y todo eso, pero… me ha decepcionado un poco. En fin… cada cual que saque sus propias conclusiones, pero en mi caso, reconociendo que no es una mala lectura, no puedo decir que tampoco me haya agradado demasiado.

Ainss, lo que no le perdono es su referencia a El Ala Oeste de la Casa Blanca y a Studio 60… ¿será por envidia?

Seguro que a Rorschach le encantaría esta novela… hablando de lo cual…

¡Con ustedes, la última figura que me he comprado!

La única figura decente – a falta de ver la del Doctor Manhattan – de las que han salido de Watchmen… Obviamente me refiero a su parecido con los diseños del cómic, porque los uniformes de la película siguen sin gustarme…

Inquietante, ¿verdad?

Primer vuelo de Chris Claremont

La primera novela de Chris Claremont ha sido publicada en España 22 años después de su aparición y justo en el momento en el que más palos está recibiendo por su trabajo en los cómics…

Primer vuelo de Chris Claremont

Editorial Dolmen

Argumento: La teniente Nicole Shea era la piloto más joven y cualificada que había salido de la academia en los últimos veinte años, pero el alto mando de la NASA en la Base Lunar quería algo más que una piloto temeraria y amante del riesgo. Su primera misión sería trazar una ruta de vuelo hasta Plutón, en una nave con una maniobrabilidad que dejaba bastante que desear; un trabajo considerado simplemente como rutinario. Pero un enfrentamiento espacial le deja la nave reducida a chatarra, alejándose sin control del Sistema Solar, teniéndose que enfrentar a un reto para el que ningún simulador la ha preparado. Es entonces cuando se le acerca otra nave procedente de la negrura entre las estrellas, una nave de diseño desconocido que estaba donde no podía haber ninguna nave… Una nave que no ha sido construida por seres humanos.
Chris Claremont es uno de los escritores más importantes de comic-books de la historia. Mundialmente famoso por su trabajo en los X Men (colección en la que permaneció durante 17 con ventas de hasta 7 millones de copias), ha escrito numerosas novelas entre las que se incluyen su exitosa saga Primer Vuelo y otras como Grounded!, Sundowner o Dragon Moon.

Precio: 15,00 euros

¿Recordáis aquellos números de Uncanny X-Men que merecía la pena leer? Sí, ya sabéis, cuando Claremont todavía molaba… bueno, pues este libro tiene bastante de esto, incluso tiene cosas que Claremont no se atrevió a hacer con los mutantes (por ejemplo liar a Tormenta con Yukio o escenas de sexo explícitas – sin pasarse mucho, ojo – entre los protagonistas), referencias a sus propias creaciones (la piloto de la nave es una gran fan de Lila Cheney) e incluso mete a un ruso grandote para meter esos “Bozhe moi” que tanto le gustaban meter en los cómics… XD

La novela trata sobre el primer vuelo (de ahí el nombre) que le conceden a Nicole Shea, una piloto espacial a la que parecen adorar alguno de sus superiores y otros… no tanto. La tripulación de la nave es una mezcla de personalidades que… bueno, en según qué cosas recuerdan bastante a los miembros clásicos de sus X-Men (me refiero a los de Claremont, claro) y que, en ocasiones, interactuan como ellos… De cualquier forma es una novela de ciencia-ficción que se desarrolla casi en su totalidad en un espacio casi claustrofóbico – que no parece afectar excesivamente a los tripulantes de la misma, pero bueno… por algo son astronautas, ¿no? – . Y poco más puedo decir sin reventar la trama más de lo que lo hacen en el argumento… sólo les faltó hablar de piratas espaciales para acabar de rematar todas las sorpresas que os podríais encontrar en ella…

Es una lectura entretenida, bastante rápida (en tres horas leyéndola muy relajado y con muchas pausas para hacer otras cosas me la ventilé sin mayores problemas) y que sin estar al nivel de sus mejores momentos en la Patrulla-X está muy alejada de sus peores números… Lo que sí puedo decir es que no recuerdo ningún cabo suelto que haya dejado sin resolver (como hacía a menudo en sus cómics) o al menos ninguno que resulte especialmente evidente después de mi lectura…

¿Recomendable? Bueno… los fans de Claremont (que seguro que aún quedan) no se sentirán decepcionados, los fans de la ciencia-ficción… no lo veo yo tan claro. No he leído tanta como para saber lo que puedan opinar todos ellos, pero a mí me entretuvo… No sé si os servirá de referencia, pero… es lo que hay.

En otras cosas… bueno, la edición tiene algunos fallos menores… En los agradecimientos aparece mal escrito el nombre de Rondador Nocturno (Kart en lugar de Kurt) y en los datos sobre la edición viene un copyright de Claremont del año 1994 cuando la novela apareción en 1987… No sé si será porque la tercera (y creo que última) novela protagonizada por Nicole Shea apareció en ese año, pero… no lo sé. El precio quizás sea un poco elevado, pero es lo que hay. Quien quiera que la compre, quien no… pues no.

Inquietante, ¿verdad?